El poblamiento de América por navegantes provenientes de Melanasia hace más de 20.000 años


Kaweshar 1920
Investigaciones recientes han descubierto un inesperado nexo entre poblaciones indígenas de América del Sur y habitantes de Melanasia hace más de 15.000 años, durante la última glaciación, lo que se constituiría en el primer contingente humano en migrar hacia América.

En efecto, en 2015 dos grupos de investigadores publicaron sus resultados que apuntan a que el ADN de indígenas del Amazonas guardan una estrecha relación con habitantes de Papúa Nueva Guinea y Aborígenes Australianos. (Ver  http://www.nature.com/news/ghost-population-hints-at-long-lost-migration-to-the-americas-1.18029)

Recientemente, en febrero de 2017, un tercer grupo de investigadores pública sus resultados basados en un analisis morfológico de restos esqueléticos de individuos paleo-americanos de Lagoa Santa, Brasil, donde encuentran una relación con individuos de Melanasia, lo que es coherente con los descubrimientos de 2015.  Estas primitivas poblaciones fueron reemplazadas por las actuales poblaciones indígenas, de las cuales difieren morfológicamente. (Ver http://advances.sciencemag.org/content/3/2/e1602289.full)

Estos investigadores, en concordancia con el paradigma actual que postula que el poblamiento de América se produjo hace no más de 20.000 años a traves del estrecho de Bering, descartan una migración marítima a través del Océano Pacífico. No obstante, existen evidencias  que los antiguos habitantes de Melanasia eran eximios navegantes, los que bien hubieran podido alcanzar las costas americanas hace más de 20.000 años.

En 2010, Charles y Frances Pearce publican un libro sobre migraciones oceanicas que demuestra la habilidad marinera de habitantes de la Melanasia, particularmente la Isla de las Especies, la que se remonta hace más de 40.000 años y que queda demostrado por el poblamiento de islas sin que existiera un puente terrestre por el cual transitar.   Serían estos  quienes dieran origen a los actuales Polinésicos a quienes heredaron sus técnicas de navegación y construcción naval, posteriormente perfeccionadas.  Estos autores postulan qué hay evidencias de sus rutas comerciales hace varios milenios en Madagascar, el este de Africa, hacia el norte a Japón, Hawái y América, y hacia el sur a Nueva Zelanda, siguiendo las rápidas corrientes cálidas marinas.  (Ver Pearce, C et al. Oceanic Migrations).

La capacidad náutica de estas poblaciones está claramente demostrada, como se deduce de las evidencias de ocupación humana que se remontan hace 29.000 años en Buka, en las Islas Salomón, que solo pudieron ser habitadas tras una travesía oceánica de mas de 150 kilómetros (Ver Wickler, S. Prehistoric Melanasian Exchange). Pearce por su parte destaca que esta habilidad marinera se remonta incluso a Homo erectus, pues hay evidencias que fueron capaces de sortear brazos de mar hace más de 750.000 años atrás.  Es decir, las técnicas anteceden a la especie humana.

El paradigma sobre el poblamiento de América ha ido cambiando tras la aceptación de los hallazgos de Monte Verde, que permiten datar las primeras migraciones a unos 19.000 años.  Sin embargo, los investigadores de Monte Verde señalan la existencia de un nivel más antiguo datado en unos 33.000 años, que podria evidenciar una ocupación humana anterior. (Ver Dillehay, T. Early human presence at Monte Verde)

Conclusion:  Los últimos hallazgos demuestran una conexión entre las primitivas poblaciones de América de Sur con habitantes de Melanasia, que parece remontarse a más de 15.000 años, en lo que puede ser el primer contingente de inmigrantes a este continente.  Considerando las evidencias señaladas por Pearce respecto a la capacidad náutica de las poblaciones de Melanasia, las que se remontan a más de 40.000 años, se puede postular que existió una ruta marítima trans-pacífica que explica un primer poblamiento del continente americano, lo que queda evidenciado por la estructura morfológica de poblaciones paleo americanas y en el ADN de poblaciones indígenas contemporáneas del Amazonas, ambas relacionadas a poblaciones de Melanasia.

(Mis agradecimientos al señor John McGovern por un interesante intercambio de ideas e información)

Entradas más populares de este blog

La Fragata Blindada Independencia

Ruinas Incaicas en Cerro Mercachas

Catastro de Piedras Tacitas de Chile Central