Se produjo un error en este gadget.

martes, febrero 19, 2013

El Pucará de La Muralla y el Colla Raymi

¿Una evidencia de sincretismo religioso?

Si bien el consenso actual establece el límite sur del Tawantisuyu en la cuenca del Maipo o, a lo más, en la del Cachapoal, identificando como último reducto imperial el Pucará del Cerro del Inca, ubicado próximo a La Compañía, al norte del río Cachapoal, existen sospechas que el Pucará de La Muralla (34° 28' 35" S; 71° 08' 33" W), correspondería a una fortaleza Incaica. (14/8 445 m)

En efecto Housse (1961) señala que el cerro donde está emplazado el Pucará es conocido por los lugareños desde muchas generaciones Cerro del Inca, en tanto que un predio que esta dispuesto al noreste del sitio es conocido desde tiempos inmemoriales como Fundo del Inca.  En su visita realizada en 1959, logra identificar los muros defensivos concluyendo que el sistema general de la obra defensiva era netamente incaica.  Solo faltaba encontrar la prueba irrefutable de encontrar vasijas de clara filiación incaica, como los hallados en el cementerio a los pies del Pucará de Chena.

En 1974 Stehberg realiza una prospección del lugar para probar si es válida la hipótesis sobre que era una fortaleza incaica.  Sin embargo, los fragmentos de encontrados correspondían a cerámica utilitaria, difícil de situar cronológicamente, que hace imposible llegar a una conclusión positiva respecto de la hipótesis planteada.  No obstante, concluye que las características de los muros y la forma y dimensiones de los recintos, permite postular una identidad con otros pucarás de la Zona Central como el de Collipeumo, Mauco y Chena, entre otros.  

Respecto del Pucará de Chena, Stehberg en 2006, tras una revisión de los sucesivos estudios arqueológicos practicados en el, concluye que el Pucará no sería sólo una fortaleza incaica, sino propiamente una huaca o lugar sagrado.  Señala que su instalación estaría ajustada a prácticas de sacralización de la geografía y estaría formando parte de un paisaje ritualizado.  Agrega finalmente que "su disposición morfológica respondería no sólo a claves zoomórficas sino también a claves astronómicas".

Aparentemente esta falta de evidencias de cerámicas que se puedan adscribir a la dominación incaica, hace que la convención arqueológica actual no incluya esta zona como parte consolidada del Tawatisuyu y establecen su límite sur en el Río Cachapoal.

Al analizar la evidencia llama la atención que no se considere su arquitectura como evidencia de su origen incaico.  De hecho, las culturas de raigambre Mapuche no construían sus fortificaciones de esta manera, sino mas bien levantaban empalizadas como las que describen Bibar respecto de Michimalongo en el valle del Aconcagua o en las cercanías de Melipilla, en el cerro Pucará.   Housse advierte que en esta última no hay ruinas de muros, sino solamente una trinchera que circunda la cumbre.

Quisiera agregar dos elementos adicionales que apuntan al orígen incaico del Pucará de La Muralla.

Camellones

En primer lugar, la explanada que está inmediatamente al sur del primer muro del Pucará, acusa la existencia de camellones, los que se divisan claramente en las fotos satelitales de Google Earth.  Estos camellones ocupan un área de algo mas de 6 ha.  Cada uno tiene un ancho de 3 metros y su longitud varía de cerca de 30 a 80 metros.

Los camellones son una técnica agrícola empleada por las culturas precolombinas de Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia y el NNE Argentino (ver Valdez, F. 2006).

Destacan los camellones del Titicaca descritos por Kolata, que fueron construidos por la Cultura Tiwanacu y que permitían un aumento de los rendimientos de los cultivos al mitigar los efectos de las heladas mediante la inundación de las zanjas que separaban los camellones.  De comprobarse que estos camellones tuvieron su origen con anterioridad a la conquista, se estaría ante su extensión mas sureña, siendo los mas cercanos reconocidos los del Valle de Lemay en el NNE Argentino.

La construcción de estos camellones por una parte el desarrollo óptimo del sistema radicular de las plantas, especialmente en suelos de mal drenaje y particularmente para tubérculos como la papa, muy sensibles al exceso de humedad.  Por otra parte, el control y mantención de niveles adecuados de agua en las zanjas adyacentes a los camellones permitía el riego y asimismo permite el control de las heladas.

Stehberg menciona que hay varias vertientes que proveen de agua durante todo el año. Además señala la existencia de un gran pozo circular de gran profundidad y excavado en la roca madre, a unos 100 metros al sur del tercer muro exterior.  De acuerdo a lo que informaron los lugareños a Stehberg en 1975 "ni sus abuelos recuerdan haberlo visto en función".

De esto se esta manera, están todos los elementos necesarios para la horticultura de camellones para alimentar a quienes ocupaban la fortaleza.

Coya Raymi

Una de las peculiaridades del Pucará de La Muralla, es la celebración el primer domingo de septiembre de una misa en el Pucará en honor a la Virgen.  Según Stehberg, esta es conocida como la Virgen de los Infieles y está ubicada en un promontorio que domina el horizonte oeste del sitio y la antigua laguna de Tagua tagua, hoy seca.  El peñasco esta al borde de un acantilado que da al antiguo borde de la laguna.  Es muy probable que este haya sido el Ushnu del Pucará.

La Virgen fue erigida sobre el promontorio en la década de los 20, pero la ceremonia se efectuaba desde mucho antes.  Curiosamente está dispuesta orientando perfectamente al Oeste, hacia el punto donde se oculta el sol en el equinoccio, mirando a la laguna y los cerros, de espalda a los fieles que se ubican en unas gradas construidas en la ladera que oculta el horizonte del este.


Esto parece ser la evidencia de sincretismo religioso.  De alguna manera el Coya Raymi, que se celebraba al inicio de primavera, fue transformado en un culto a la Virgen que se celebra hasta el día de hoy en la misma época del año.

De acuerdo a CENDAF  el décimo mes del año indígena era Coya Raymi Killa, que correspondía a septiembre.  Era el mes en que se efectuaban las festividades en homenaje a Mama Killa, la Luna.  Esta fiesta era conocida como la Sitúa y buscaba expulsar todos los males y enfermedades de la tierra.  Guaman Poma de Ayala describe así esta fiesta:

"Dízese este mes Coya Raymi por la gran fiesta de la luna. Es coya y señora del sol; que quiere dezir coya, rreyna, raymí, gran fiesta y pascua, porque de todas las planetas y estrellas del cielo es rreyna, coya, la luna y señora del sol.
Y ací fue fiesta y pascua de la luna y se huelgan muy mucho en este mes, lo más las mugeres y las señoras coyas y capac uarmi (señora poderosa), ñusta (princesa), pallas (mujer noble, gallana), a aui (campesina) y los Capac omis (señoras aymaras), uayros (?) y otras prencipal mugeres deste rreyno. Y conbidan a los hombres"


Conclusión

De los antecedentes expuestos, se puede concluir que el Tawantisuyu por lo menos llegó hasta la Laguna de Tagua Tagua.  

Asimismo hay evidencias para suponer que el Colla Raymi celebrado bajo el dominio de los Incas, se transformó en un culto a la Virgen María que se celebra hasta el día de hoy, en la misma época del año y probablemente con los mismos fines.

Bibliografía

CENDAF.PERU  http://cendafperu.blogspot.com/2009/08/decimo-mes-coya-raymi-killa-o-setiembre.html)

Housse, R. 1961. Pucaraes incaicos en Chile Central. Revista Universitaria.  Anales de la Academia Chilena de Ciencias Naturales N° 24.  Universidad Católica de Chile.

Stehberg, R. 1974.  Fortaleza La Muralla.  Noticiero Mensual. MNHN

Stehberg, R. 2006.  En torno al simbolismo del Pucará de Chena.  Diseño Urbano y Paisaje, Año 3 N° 9.


Valdez, F. 2006. Agricultura Ancestral Camellones y Albarradas. Coloquio Agricultura Prehispánica sistemas basados en el drenaje y en la elevación de los suelos cultivados.



domingo, junio 05, 2011

La Ciudad Perdida de Santa Cruz de Loyola


Hay indicios que esta se encuentra en las cercanías de San Rosendo y Laja, a unos 6 km al oeste del Biobío

Felipe Guaman Poma de Ayala, relata sobre las villas y ciudades de lo que habia sido el imperio Inca a fines del siglo XVI.Respecto de Chile, describe a Santiago de Chile y de una "Ciudadela Fuerte de Santa Cruz" (lámina 1067), respecto de la que dice:

CIVDAD

Esta dicha fuerte de la cierra de Santa Crus, fortalesa de los cristianos y de los ynfieles yndios de Chile, adonde defiende la ciudad del cristiano y adonde defiende sus tierras los yndios.

Y ancí no se puede sugetar y lo echaron en gran daño los primeros españoles porque se asugetauan ellos. Pensaron que eran como yndios deste rreyno que atropellaron y le quitaron toda la rrequiesa y muger y hijos y se dejaron quitarse. Y ací, como digo, no lo quieren consentillo estos yndios de Chile como los yndios de la montaña Chuncho, Anti. No quiere consentillo; luego quiere matalle y comelle bibo.

Y ancí en los días de la uida no le conquistará por la rrazó[n] dicha, de cómo a uisto y los trauajos y de que les quita todas sus haziendas, muger, hijas, de cómo an uisto todo lo dicho. Y ací todos se defienden y se defenderán ellos y pierde su Magestad grandemente todo el bien de la mitad deste rreyno y rriquiesas por los malos tratamientos de los dichos españoles.

Este dicho fuerte de Santa Crus está en buen tenple. Ciruen a Dios y a su Magestad y defiende la corona rreal y la dicha ciudad y de nuestra cristiandad de la santa fe católica.

Santa Cruz fue la primera ciudad  despoblada por los españoles tras el desastre de Curalava, cuando terminaba el siglo XVI.  Tuvo una existencia efímera, pues fue abandonada sólo seis años después que fuera fundada por el Gobernador Martín García Oñez de Loyola (http://es.wikipedia.org/wiki/Mart%C3%ADn_Garc%C3%ADa_%C3%93%C3%B1ez_de_Loyola)

El cronista Lovera escribía: "Llegado el año 95, fundo Martín García de Loyola una ciudad en el asiento de Millapoa, que esta junto a Biobio a la banda que cae de la Concepción, intitulando este pueblo con nombre de Santa Cruz de Oñez. Fué esta población de suma importancia para tener a los indios a raya, pues hasta entonces eran señores de toda la tierra que está dos leguas de la Concepción de la otra parte del río" 

(Puede ver el acta de la fundación de la Villa de Santa Cruz de Loyola mantenido en el Archivo de Indias en http://pares.mcu.es/ParesBusquedas/servlets/Control_servlet?accion=4&txt_accion_origen=2&txt_id_desc_ud=122086)


Cordova y Figueroa, por su parte, indicaba: "Al gobernador no le parecio diferir mas tiempo la fundación de la nueva ciudad, a la cual, por eternizar su nombre, quiso darla el de su apellido, nombrándola Santa Cruz de Loyola, cuyos jenerosos deseos parece han sido en todos los siglos connaturales a los hombres. I aunque el sitio parece que pudo ser mejor, debió ser allí conveniente, el cual está en una loma despejada algo distante del agua, cuya penalidad la suplirían con los pozos que al día de hoi permanecen, y como tres leguas del río de Biobio, casi en el conmedio de la latitud del reino. Acimentáronse en la nueva población ochenta vecinos, cuyo número fué copioso para aquel tiempo, y señalóse sitio a los relijiosos de San Francisco, la Merced y San Agustín. Fué su correjidor D. Antonio de Avendaño y su cabildo se compuso de dos alcaldes, cuatro rejidores y un escribano, cuyos nombres hoi se ignoran. El gobernador dio mucho fomento al vecindario, que son muchos para lo poco que subsitió esta nueva colonia; facilitó el que se trabajasen las minas de oro de Quilacoya y puso a cubierto la extensión de Guilquilemu y en brida a los indios de Catirai, Puren y Guadava."

El historiador Barros Arana, investigando el tema hacia fines del siglo XIX, resume así la situación: "El 1º de enero de 1595, despues de las aparatosas ceremonias que en casos análogos solian usar los españoles, Oñez de Loyola "hincó una lanza, dice el acta oficial de fundación, e hizo levantar un árbol de justicia en presencia de todos los capitanes i soldados de su campo; i porque todas las buenas obras de este mundo son frutos del árbol de la santa cruz, i para que de ella resulte el amparo i fuerza necesaria para la defensa, predicacion i aumento de la fé i lei evanjélica, puso por nombre a la dicha ciudad "Santa Cruz de Oñez" y a la iglesia mayor "La exaltación de ella". Aquella ciudad, fundada con tanto aparato, iba, sin embargo, a tener una existencia efímera.

Los cronistas que han contado estos sucesos, no han podido fijar con exactitud la fecha de esta fundación. En el archivo de Indias encontré el acta orijinal en que consta esa fecha i el nombre verdadero de la ciudad, que unos han llamado Santa Cruz de Loyola i otros Santa Cruz de Coya, por el título de la esposa del gobernador, como tambien un plano o diseño de la población.

Seis años mas tarde, en febrero de 1601, el gobernador Alonso de Rivera, censurando esta fundación lor lo mal elejido del sitio, hace una prolija descripcion de él en un memorial que hemos citado en otras ocasiones, i que se halla publicado, con algunos errores de copia, entre los Documentos publicados por don Claudio Gay.   La ciudad de Santa Cruz estuvo fundada en una loma pintoresca, alta i llana, situada al oriente del estero de Millapoa o Rele, i a cerca de una legua de las orillas del Biobio."

En las primeras décadas del siglo XIX el sitio es visitado por Gay, quien señala “Se ven hoy sus vestijios entre las dos plazas de Nacimiento y Santa Juana que se fundaron despues de su ruina. Cuando hemos hecho viaje por aquellos lados, fuimos de propósito a rejistrar y observar su situación y vestijios, que en el día son pocos o ningunos por estar cultivados y poblados de viñas y de arboledas”    Dice también que aquel paraje los Españoles llamaban Millapoa, y Guilácoya o Guilácoyan el de las minas, pero aun estos nombre etenizan la memoria de la antigua Millacoya, o Princesa de Oro.

El documento publicado por Gay a que se refiere Barros Arana, describe Santa Cruz en los siguientes términos:  “La ciudad de Santa Cruz tenia su asiento en la comarca que llaman de Millapo á dos leguas de su cordillera y otras dos de Tavolvevo y a tres de Cattiray, Curanlevo y Talcamavida y a siete de Arauco y Angol y a doce de la Concepcion y Chillan y una legua pequeña del gran rio de Viovio el cual se pasa para ir de dicha Concepcion y Chillan a la dicha Sta Cruz; estaba situada en una loma alta y llana y el arroyo que dicen de Millapoa pasa por una quebrada a la buelta del poniente de la dicha ciudad en mil pasos de distancia; el agua mas cerca de que la ciudad se servia era de un arroyo pequeño que se venia á juntar con el otro su corriente derecha al poniente y pasava al medio dia de la dha. ciudad lo mas cerca en distancia de 350 pasos de ella por qe yo propio lo medi con otras personas el cual arroyo va arrimado a una barranca que cae de la dha. ciudad á el en tal disposicion que de ninguna manera della ni de ninguno de sus cubos se descubria el agua y aun podia ver mucha gente envoscada sin que se pudiera ver.

Gay señala que: la  “ciudad estuvo a los 36º 10' de latitud austral; pero en tan desventajosa posicion, tan descubiera, tan escasa de aguas, que no se concibe cuales miras pudieron dirijir la mente del gobernador al establecimiento de un pueblo sin perspectiva, sin amparo y sin vejetales. A tres leguas del Biobio por la parte oriental, a ocho por la del setentrion, pero sin un solo arroyo en sus contornos para refresco de la campiña, y se debe creer que sus moradores le habrian abandonado de voluntad propia, aunque en el les hubieran querido dejar tranquilos los Indios.”

El documento publicado por Gay continua con la descripción de Santa Cruz en los siguientes términos: “De leña tenian mucha falta por que la mas cerca esta a legua y a legua y media y esta para quemar, que para edificar era menester ir mas lejos por ella, tambien era muy pobre de yerva y asi para proveerse deste genero era menester ir una legua y media, esto se entiende en tiempo que la yerva estaba agotada que son los meses de Febrero, Marzo, Abril, Mayo y Junio de manera que por lo que queda dicho venia a estar la dicha ciudad en sitio que le era poco favorable y lo que mas falta le hacia era estar apartada del rio donde avia menester tener buena guardia para las barras sopena de que las perderia todas las veces que hubiera cualquier rumor”

Esta pobreza de recursos sería un de los factores que propiciaron su abandono una vez que se produce la insurrección mapuche a fines del siglo XVI.  Barros Arana señala que “el levantamiento de los indios cobraba mayor fuerza en las poblaciones inmediatas al Biobío. Angol era inquietado frecuentemente, y la nueva ciudad de Santa Cruz se veía amenazada por un sitio que podía serle funesto. Colocada en las faldas de la cordillera de la costa y sobre una pequeña altura, no tenia mas agua que la de un arroyo vecino de que podían posesionarse los sitiadores, ni otra comunicación posible con los otros establecimientos españoles que por el rio, y esa podía ser cortada si los indios se apoderaban de las embarcaciones que allì habia. En todo caso, estando Santa Cruz fundada a una legua del Biobio, sus defensores tendrían que dividir sus fuerzas entre la ciudad y el río, debilitando considerablemente su poder.

El general Francisco Jufré, en quien había delegado el gobernado interino el mando superior de las operaciones militares, reconoció todos estos inconvenientes, y creyendo imposible sostener un sitio teniendo que sustentar mujeres y niños y sin poder ser socorrido, pidió a Viscarra que mandase a despoblar la ciudad antes que fuese atacada por los indios. El gobernador se hallaba entonces en Concepción rodeado de alarmas y de inquietudes, convencido de que desde los primeros días de la conquista, jamas había pasado Chile por días de mayor peligro. En medio de la perturbación general que tal estado de cosas había creado, convocó a sus capitanes para oír sus pareceres de si convenida o no despoblar a Santa Cruz. Siendo imposible enviar a esa ciudad los socorros que necesitaba para sostenerse, Viscarra y sus consejeros acordaron autorizar a Francisco Jufre para que el y los capitanes que consigo tenia, viesen lo que mas convenía al servicio de Dios y del Rey.  Esta resolucion, aunque indeterminada en la forma, importaba tanto como aprobar el plan propuesto por Jufré.

Pero la despoblación de Santa Cruz ofreca las mas serias dificultades. Sus habitantes eran hombres pobres, sin otros bienes de fortuna que sus casas y los campos que comenzaban a cultivar en los alrededores. El abandono de esos lugares importaba para ellos la perdida de sus hogares, de sus propiedades, de sus muebles y de sus ganados, y el principio de una vida de miseria semejante a la mendicidad. Jufré se vio por esto mismo obligado a disimular sus propósitos, haciendo necesario acercarse al río para estar en situación de recibir los socorros que pudieran enviarsele, y en seguida para pasar el río para buscar un sitio en que fortificarse mas ventajosamente. En efecto, el 7 de marzo los vecinos de Santa Cruz abandonaban sus casas en medio de una confusión indescriptible, llevando cada cual lo que podía cargar consigo. En la ribera norte del Biobío, muy poco mas abajo del sitio en que sus aguas se han engrosado con las del caudaloso Laja, Jufré y sus compañeros asentaron su campo y dieron principio a la construcción de palizadas y bastiones, como si quisieran establecerse en aquellos lugares.

Hasta entonces los indios de esas inmediaciones se habian mantenido en paz. La despoblacion de Santa Cruz fue la señal del levantamiento. Los que habitaban la ribera sur del Biobio saquearon y quemaron las casas que los españoles acababan de abandonar. Los de la orilla opuesta pusieron sitio al fuerte de Jesus que Oñez de Loyola había fundado sobre el rio para tener expedito el camino de Concepción. El capitan Hernando de Andrade que mandaba allí, se defendió valientemente y aun rechazó el primer ataque; pero al fin habría tenido que sucumbir si el general Jufré, que estaba situado tres leguas más arriba, no le hubiera enviado socorro. Sin embargo, considerando imposible el sostenerse contra la insurreccion, ese general mandó abandonar aquel fuerte, y reuniendo todas sus tropas, emprendió con ellas la marcha a Chillan. Las orillas del Biobio quedaron en poder de los rebeldes.”

Barros Arana señala que la despoblacion de Santa Cruz fue un hecho muy discutido mas tarde en las informaciones levantadas para explicarse las causas de la insurrección de los indios y los triunfos de estos.  Hacía ver que “el gobernador Alonso de Ribera ha discutido con el criterio de verdadero militar la despoblacion de la ciudad de Santa Cruz. Según el, la situación de la ciudad ofrecía serios inconvenientes para su defensa; pero no debió despoblarse porque eso era ensorberbecer al enemigo y facilitar sus triunfos. Por el contrario, Ribera cree que allí debió plantearse el centro de la insurrección de los indios, y que allí debieron establecerse los gobernadores Viscarra y Quiñones para dirijir la guerra.”

Esta opinión de Ribera está contenida en el documento publicado por Gay y dice:  “y asi se despoblo con poca ocasion y su despoblada fue la mayor parte la ruina de este reyno y perdida de la Imperial y Angol y ruinas de Chillan y demas entradas que los enemigos hicieron hasta Maule y la necesidad y aprieto en que se vio la Concepcion y el fuerte de Arauco y en conclusion toda la ruina del reyno entrava por la puerta que abria la despoblada de aquella ciudad lo cual si estubiera encima del rio no se despoblara y la escusa que dan los que las despoblaron es el no estar el lugar en el puesto que digo que aunque ella no es disculpa por que la guerra picaba por alli poco y todos los llanos y toda la cordillera desde Angol hasta Chillan y todo lo de Biobio avajo estava de paz y tenian muchas comidas y ganados bastaba ser Españoles y pelear con enemigos que tantas veces havian vencido quando consideraran el servicio de Dios y de su Rey y la honra propia para no dejar con tan poca ocasion lo que tanto importava y de tal manera nunca jamas é oido ni leido que nuestra nacion haya hecho tan gran bajesa. De este hecho se disculpan los unos con los otros y
a mi parecer la mayor disculpa que todos tienen es que no sabian lo que tenian y lo que dejaron por esta dicha despoblada se levantaron luego los coynchesses y la cordillera nevada y los Quilacoyas y los quecheregues y Gualquis y toda la provincia de Cattiray se declaro que andava titubenado.

Puesto caso que a dicha ciudad no se despoblara para socorrerla havia tres dificultades la primera era el llegar desde la Concepcion y Chillan hasta el rio Biobio.

La segunda era pasar el dicho rio que no se vadea sino con gran dificultad y riesgo y por poca veces y al fin del verano y la otra era el llegar donde el dicho rio a la ciudad y componer el pueblo encima del rio; se quitan las dos ultimas dificultades y la primera se facilita de mas de que nuestra tierra queda mas abrigada y los varcos y pasage guardado y nuestras fuerzas mas agregadas y dispuestas para cualquiere efecto.

Otras muchas cosas habia que decir acerca de las grandes ventajas que tiene la poblacion que esta hecha encima del rio ala que estava fuera por ser tan notorias y guardarlas para otro lugar les digo y la dicha ciudad desde su primera fundacion estubiera sobre el rio no se hubiera despoblado ni venido a tantas ruinas el reyno causadas por su despoblaciona, ni se hubieran descubierto tantos vajos en intenciones aniquiladas y pechos de hombres que cuando los enemigos vian eran leones desatados y enviendose acometer eran muchos de ellos mansos corderos ni tampoco se hubiera derramado tanta sangre de españoles mal derramada, ni hubieran venido a poder de los enemigos tantas mujeres y niños españoles todos los dichos daños y otros muchos que pudieran haber sucedido si Dios no lo hubiera remediado con cerrar los ojos a estos barvaros aun que no todo en parte con que luego murio Loyola se metiera el licenciado Viscana en Santa Cruz como se metio a la Concepcion y Don Francisco de Quiñones hiciera lo propio luego que llego de este reyno y con esto y con los copiosos socorros que envio el virrey del Peru y con el cuidado y diligencia el dicho don Francisco puso siempre en este reyno se le hiciera todo facil asi por lo dicho como por la mucha ayuda que tubiera en los Coinchesses que prometo a V.M. que asi ellos cvomo los demas Indios amigos que sirven a su M. en la guerra de este reyno en compañia de los españoles que andamos en ella son de grande sima efecto tanto que yo querria tanto 300 españoles y 300 amigos como quinientos Españoles solos y deve V.M. favorecer a estos por lo bien que le sirven haciendoles guardar algunas libertades mas de las que tienen.



La ciudad perdida de Santa Cruz



¿Donde está Santa Cruz?



El Diccionario de Lengua Española de la Real Academia  define legua como una medida itineraria, variable según los países o regiones, definida por el camino que regularmente se anda en una hora, y que en el antiguo sistema español equivale a 5572,7 m.  

El paso estaba conformado de 5 pies, cada uno de 27,86 cm., es decir el paso tenía 1,393 m.

De esta manera, las distancias respecto de los puntos vigentes aun en la toponimia actual y que son mencionados en el documento del Gobernador Ribera transcrito por Gay son:

       Rio Bio Bio                                                  1 legua    corta                                        6 km
      ¿Cordillera de Nahuelbuta?                         2 leguas                                                11 km
      Talcamávida                                                3 leguas                                                17 km
      Cattiray ¿Santa Juana?                               3 leguas                                                17 km
      Arauco                                                         7 leguas                                                 39 km
      Angol                                                            7 leguas                                                 39 km
      Concepción                                               12 leguas                                                  67 km
      Chillan                                                        12 leguas                                                  67 km


Por otra parte, el estero Millapoa pasaría unos 1.400 m al poniente de la ciudad.  El Diccionario Jeografico de la Republica de Chile de Francisco Solano Astaburuaga, en su descripción del Rio Rele, señala: "Tiene un afluente que se une por el sur, el Riachuelo Millapoa o "de las Minas" , por las minas de oro que en el siglo XVI se trabajaron en sus orillas. Inmediatamente en la orilla norte del río Rele desde Millapoa fue la ubicación de la antigua ciudad de Santa Cruz de Coya".  En las cartas del Instituo Geográfico Militar, figura un Estero Las Minas, que fluye de sur a norte y desemboca en el Rio Rele.



Por las características señaladas, parece un buen prospecto la loma que está ubicada en 37° 18' 32" S y 72° 47' 01" W. Esta se encuentra en la ribera oriente del Estero de Rere y está a unos 6 km al oeste del Biobio. La loma tiene unos 80 metros de altura sobre el valle por el que transcurre el río y se aprecia en su cumbre sectores de suelos desprovistos de vegetación, de formas trapezoidales, que pueden denotar las fundaciones de las construcciones de la ciudad, particularmente en el sector oeste del cerro, frente a la desembocadura del Estero Las Minas.


Para resaltar estos sectores, se procesó una imagen de la zona obtenida de Google earth, con ImageJ y Dstretch. Las zonas de color morado en la imagen adjunta, corresponden a los sectores en que se sospechan las fundaciones de las construcciones de la ciudad.








Bibliografía



"Relación del modo y orden de militar que avia en este Reyno de Chile en campaña, fronteras y fuertes asta la llegada del gobernador Alonso de Rivera que fue á 9 de Feb. del año de 1601." en Gay, C. 1846 Historia Fisica y Politica de Chile. Documentos. Tomo I)

Guaman Poma de Ayala. 1615. Nueva Coronica y Buen Gobierno

Lovera, M. Crónica del Reino de Chile. Historiadores de Chile y documentos relativos a la Historia Nacional. Santiago. 1865

Cordova y Figueroa, P. Historia de Chile. Historiadores de Chile y documentos relativos a la Historia Nacional. Tomo II. Santiago. 1862

Barros Arana, D. 1884. Historia Jeneral de Chile, Tomo III

Gay, C. 1846. Historia Física y Política de Chile. Historia. Tomo II

Lozano, P. 1754.  Historia de la Compañía de Jesús en la Provincia de Paraguay
Diccionario jeográfico de la República de Chile,Francisco Solano Asta-Buruaga y Cienfuegos, 1867 D. Appelton & Cia , 1900 Harvard College Library,Cift of Archibald Carv Coolidge and Clarence Leonard Hay April 7, 1909 Pg. 31,342,126,219 Río Rele












domingo, marzo 07, 2010

Libros viejos gratis



Soy un lector incorregible. Amo los libros, particularmente los libros antiguos. Aquellos de lomos de cuero y hojas amarillas por los años, donde aun se distingue el impacto del tipo contra el papel y tienen un inconfundible aroma, que pacifica mi alma.

Llevo en la memoria algunos títulos y autores, que antes buscaba en librerías de viejos textos antiguos para comprar. Ahora hay un par de sitios donde encuentro en formato pdf, ciertos textos difíciles de encontrar en esas librerías.

Internet Archive

Hay muchos libros en castellano. Si quieren guardar una copia en formato pdf para guardarla en su computador, le recomiendo la descargue del link que dice "All files". Es mejor que tratar de bajarlo del link que dice "PDF", pues es bastante frecuente ir a dar a Google Books, donde hay algunos documentos que no se pueden bajar.

http://www.archive.org/details/texts

Memoria Chilena

Depende de la Dirección de Bibliotecas y Museos de Chile. Han digitalizado muchos libros en formato pdf. Es un poco lento el link, pero vale la pena.

http://www.memoriachilena.cl/index.asp

Si bien no es lo mismo que tener una edición original, en el caso de los libros de Internet Archive, se pueden leer en e-readers en formato EPUB bastante bien.

¡Que lo disfruten!

lunes, noviembre 26, 2007

RUINAS INCAICAS EN LOS ALTOS DEL CUZCO: UN PORTAL A OTRAS DIMENSIONES

Estructura en cumbre de Altos del Cuzco ( 32°20'33.52"S; 70°26'55.17"W)

Cuzco es nombre sagrado. En el coincidían el inframundo (Ucu Pacha), el mundo en que vivimos (Cai Pacha) y el supramundo (Hanan Pacha). (ver http://etimologias.dechile.net/?Cuzco). Es decir el eje del mundo de la mitología incaica. ¿Porqué entonces puede llevar ese nombre unas humildes cumbres poco significativas a 125 km al norte de Santiago?

Ruben Stehberg en "Instalaciones Incaicas en el Norte y Centro Semiarido de Chile" describe como discurre el Camino del Inca por la Cordillera de los Andes en la latitud de Illapel. Fue esta ruta la que aprovechó la principal fuerza del Ejercito Libertador cuando atravieza la cordillera desde Argentina. Stehberg señala "La zona está dominada hacia el sur por el cerro El Cuzco de 3.722 metros, donde recogemos informacion de la existencia de ruinas de piedra cerca de su cumbre, seguramente santuario incaico..." Finaliza indicando que "No se logra obtener antecedentes del origen o significado del topónimo Cuzco en la localidad, nombre demasiado abultado para las modestas instalaciones del lugar".

Luis Risopatron indica tres lugares con el nombre Cuzco en el área en su "Diccionario Jeográfico de Chile" de 1924: Cerro del Cuzco (32º 19' S; 70º 27' W), Cajón del Cuzco (32º 19' S; 70º 28' W) y Altos del Cuzco (32º 21' S; 70º 27' W). Las primeras menciones sobre estas denominaciones en los antecedentes de que disponía Risopatron, se remontan al año 1903. De acuerdo

Risopatron describe los Altos del Cuzco como sigue: "De 3.520 m de altitud, en los orijenes del estero del Chalaco, del Río Putaendo; se desarrolla en el la cuesta del sendero que va al cajon de El Roncin." Agrega a esta descripción esta notable caracteristica: "La declinación magnetica es aquí, escepcionalmente, de más de 20º al Este".

Cabe destacar que la declinación calculada para esa latitud y longitud fluctuaba entre 14° 23' Este en 1900 y 12° 19' Este en 1920 (http://www.gabrielortiz.com/calculadora_declinacion/entrada.asp).

Risopatrón fue ingeniero geógrafo e ingeniero civil hidráulico. Ejerció numerosos puestos administrativos y técnicos, y tuvo una destacada participación como ayudante de la Comisión Internacional de Límites, bajo las ordenes del perito Diego Barros Arana. Posteriormente, y hasta mediados de la década de 1910, se desempeñó en diversas reparticiones estatales relacionadas con materias geográficas. Para un Geografo calificado, 6º a 8º de declinación magnetica adicional a lo esperado, era un hecho que ameritaba ser consignado en sus informes.

Existe evidencia que los fenómenos paranormales tienen relación con el geomagnetismo. A modo de ejemplo Wilkinson, H.P., y Gauld, Alan; en "Geomagnetism and Anomalous Experiences, 1868-1980," (Society for Psychical Research, Proceedings, 57:275, 1993.) concluyen: " ...in the end we were left with a residuum of positive findings: (a) There is a weak but persistent statistical relationship between lowish absolute levels of geomagnetic activity and the occurrence of spontaneous cases of apparent telepathy/clairvoyance. (b) There is a small tendency for the days on onset of cases of poltergeists and hauntings to be days of higher-than-usual geomagnetic activity. What underlies these observed relationships remains to be determined."

Para una introducción sobre la relación entre los fenomenos paranormales y el geomagnetismo ver http://publicparapsychology.org/hauntingsandmagnetismprimer.pdf. Para aquellas características del entorno que parecen favorecer los fenómenos paranormales ver http://www.integral-inquiry.com/docs/PsiFavorableConditions.pdf.

¿Puede la anomalía magnética de estos montes haber estado relacionada con fenómenos paranormales experimentados por los amautas incaicos, que los llevaron a nombrarlos con su nombre más sagrado? ¿Podrían haber identificado estos amautas un eje entre el inframundo y el supramundo, un portal entre dimensiones?

Los indigenas aparentemente tenían cierta capacidad para detectar estas anomalías. Diego de Rosales ("Historia General del Reino de Chile, Flandes Indiano") se refiere a un cerro en al sudoeste de Santiago, "En el valle de Peluin", en que hay un cerro que contenía piedra imán. Relata: "Tienen los indios por cierto; que en subiendo alguno a aquel cerro, a sacar piedras, luego a de venir una tempestad, y llouer con furia, y acontece muchas vezes, con que rehusan el subir alla, y sacar piedra iman."

Se aprecia en las fotografías satelitales de los Altos del Cuzco, una estructura triangular en su cumbre, que parece estar conformada por pircas de piedra. Tiene un área de unos 2.800 m2. ¿Será esta un tambo, es decir la estructura incaica de la que da cuenta Stehberg? ¿o es simplemente un corral para los animales que cruzaban por el paso que cruzó el Ejercito Libertador?

Es poco probable que esto sea un corral para animales, pues los arrieros establecían estas construcciones en lugares resguardados del viento, cerca de agua y pasto para los animales. Bertling indica que en la cordillera "se encuentran solamente las llamadas casas de piedra, hechas por los viajeros en el lapso de varios años". "Esas casas no tienen casi nunca techo i son construidas en forma de una elipse, con entrada abierta; tienen en jeneral dos o tres metros de largo, por uno de ancho i uno de altura. Sirven ellas en primera linea como abrigo contra el viento helado; por esta razon son construidas casi siempre en puntos bien protejidos contra las fuertes corrientes de aire.

Cerca de estas casas de piedra, que sirven como alojamiento a los vaqueros, mineros, arrieros, i a las caravanas de comerciantes, existen muy a menudo algunos pequeños corrales o cercos de piedra. La situación de esos alojamientos ha sido escogida por sus fundadores teniendo en vista el poder encontrar cerca de ellos siempre los recursos mas indispensables para el mantenimiento del hombre i de los animales, es decir leña, agua i pasto."

A los Altos del Cuzco se puede acceder desde el sur siguiendo el curso del Estero Chalaco, que nace a los pies de los Altos del Cuzco y desemboca en el Rio Putaendo, en la localidad de Resguardo de los Patos. Risopatrón ("Comunicaciones y recursos de la Cordillera en los orígenes de los ríos Choapa, Putaendo y Aconcagua". Revista Chile de Historia y Geografía. Tomo XXX. 2º Trim de 1919. Número 34. Pg 362-392) describe este camino en los siguientes términos: "Poco más tarde se enfrentan los corrales del Resguardo [de los Patos] (37 km [desde San Felipe]) y toma después el camino por el Cajón del Chalaco, tanto por una ribera como por la otra, pues el rio no ofrece otra dificultad en sus vados, que el estar en su primera parte cubierto de monte. Ya por la ribera derecha, y después de pasar una quebradita, va el camino por una escarpada falda y asciende la cuesta del Maitén (52 km [15 km de Resguardo de los Patos]), según se dice elegida por San Martín en 1817, para defenderse contra un posible rechazo. Después de esta subida puede decirse que no hay cuesta, pero el camino desde el principio es bastante pedregoso y de mucha pendiente, pues desde el Resguardo al Alto del Cuzco (65 km [28 km de Resguardo de los Patos]) no se suben menos de 2.000 metros; después de el Alto del Cuzco empieza la bajada por la cuesta de la Colorada, hasta tomar el camino del cajón del Rocín."

Finalmente Risopatrón agrega "Un poco adentro del cajón del Chalaco, hay tambien unos potreritos cerrados, y más arriba se encuentra el pasto hasta el mes de Febrero; después de esta época es difícil encontrarlo, pues queda talado por los animales que entran de invernada y que pertenecen a Lo Vicuña. La leña no escasea en este cajón, y se encuentra buena agua para la bebida."

No hay referencias a corrales en la cumbre. Es muy probable que se emprendiera el paso de la cuesta a la luz del día, acampando ya sea en el Cajón del Chalaco o el Cajón del Rocín, pero nunca en la cumbre de un alto cerro cordillerano. Esto queda refrendado por los estudios de Hans Bertling sobre el cruce de la Cordillera por el Ejercito Libetador ("Estudio sobre el Paso de la Cordillera de Los Andes efectuado por el Jeneral San Martín en los meses de Enero i Febrero de 1817", Santiago, Talleres del Estado Mayor Jeneral, 1917). En este indica que en la jornada 14 cruzan el Alto del Cuzco. En dicha jornada avanzan 16 km, entre el Portillo de los Piuquenes y la Quebrada de los Escalones, la primera al norte de la cuesta y la segunda al sur de esta.

Algunos traducen Chalaco como una palabra mapudungun que significa "Agua de Greda". Siguiendo esta línea, sería más preciso traducirla como "Agua de Olla" (Challa = Olla de greda y co = agua).

Sin embargo Chalaco puede tener un origen quechua y un significado místico, pues se relaciona a los rituales de la Pachamama. Según Mario Rabey y Rodolfo Merlino, antropólogos argentinos que han estudiado la cultura andina desde la décadas de 1970 a la de 1990, el ritual más importante en los rituales relacionados con la Pachamama, es el challaco. Challaco es una deformación de los vocablos quechua 'ch'allay' y 'ch'allakuy', que se refieren a la acción de rociar insistentemente; en el lenguaje corriente de los campesinos del sur de los Andes Centrales, la palabra 'challar' se usa como sinónimo de 'dar de comer y beber a la tierra'. El challaco abarca una compleja serie de pasos rituales que comienzan en las viviendas familiares la noche de la víspera, durante la cual se cocina una comida especial, la tijtincha, y que culminan en un ojo de agua o la toma de una acequia donde se realiza el ritual principal a la Pachamama, con una serie de ofrendas que incluyen comida, bebida, hojas de coca y cigarros (Ver http://es.wikipedia.org/wiki/Pachamama).

La presencia Inca en el Rio Putaendo está claramente demostrada (ver http://www.geocities.com/arqueo_aconcagua/articulos/cb.pdf)

Por lo expuesto, sospecho que el sector conformado por los Altos del Cuzco y el Estero Chalaco, tuvo un profundo significado místico para los amautas del incario.


lunes, enero 01, 2007

Viaje de Estudios Liceo Valentín Letelier. 1939

Va a continuación una colección de tarjetas postales del sur de Chile, completadas en sus anversos por mi padre, Juan Crocco Ferrari, en el viaje de estudios que realizó a la Laguna San Rafael en conjunto a sus compañeros del 6°A y B de Humanidades del Liceo Valentín Letelier.



Siempre guardó gratos recuerdos de ese viaje.

Estas postales muestran a un Chile que ha ido cambiando.

Allí está Corral y Valdivia, que 21 años después serían arrasadas por el gran terremoto y maremoto de 1960. "Si bien es cierto que no sólo Valdivia fue afectada por el famoso terremoto de 1960, es la ciudad donde se registró aquella tristemente célebre intensidad record de XI a XII en Escala de Mercalli y 9,5 en Escala Richter. Simplemente el mayor movimiento telúrico jamás registrado. El terremoto ocurrió el 22 de mayo de 1960 a las 15,11 horas (19,11 GMT) y fue percibido en todo el cono sur de América. Dos mil personas murieron (4.000 a 5.000 en toda la región), 3.000 resultaron heridas. 2.000.000 perdieron su hogar. Los ríos cambiaron su curso. Nuevos lagos nacieron. Las montañas se movieron. La geografía, como nunca se había visto, se modificó marcadamente. En los minutos posteriores un Tsunami arrasó lo poco que quedaba en pie. El mar se recogió por algunos minutos y luego una gran ola se levantó destruyendo a su paso casas, animales, puentes, botes y, por supuesto, muchas vidas humanas. Algunas naves fueron a quedar a kilómetros del mar, río arriba. Como consecuencia del sismo, se originaron tsunamis que arrasaron las costas de Japón (138 muertes), Hawaii (61 muertes), Filipinas (32 muertes y desaparecimientos). La Costa Oeste de Estados Unidos también registró un tsunami que provocó daños por más de US$ 500.000." (http://www.angelfire.com/nt/terremotoValdivia)

De lo que vio mi papá en Corral no quedó nada... Los Altos Hornos terminaron una sola ruina, tras los embates del poderoso oceano.



Está tambien el glaciar de San Rafael, sin lugar a dudas más extenso de lo que es hoy tras los efectos del calentamiento global. "Situado en la laguna San Rafael, e incluido dentro del patrimonio mundial por la UNESCO, el glaciar recibe miles de visitantes cada año, quienes se maravillan por la manera como los enormes témpanos se desprenden del muro de hielo -de 70 metros de alto- y se internan en el mar. Sin embargo, el doctor Neil Glasser, de la Universidad de Gales, advirtió que el lugar se está derritiendo rápidamente, debido a las altas temperaturas. El glaciar de San Rafael es parte del Campo de Hielo flotante de la Patagonia Norte. Es uno de los glaciares que más rápido se mueven en el mundo, con unos 17 metros de desplazamiento diarios. Descendiendo desde una altura de 3 mil metros hasta el nivel del mar, el enorme banco de hielo es movido por la gravedad y por la prodigiosa masa de nieve que existe en los Andes. Un registro que existe del glaciar San Rafael a finales del siglo XIX, muestra que estaba diez kilómetros más adentro del mar de lo que está ahora." (http://news.bbc.co.uk/hi/spanish/science/newsid_3664000/3664291.stm) El papá hablaba del río de San Rafael. En ese tiempo parece que el glaciar llegaba suavemente al borde marino. No había caída espectacular de tempanos, era algo tranquilo, suave.

Eran años de proyectos que quedaron inconclusos, como el canal del Itsmo de Ofqui, que quedó a medio terminar. "Esta fue una iniciativa del Presidente Arturo Alessandri que en 1935 decidió abrir el Istmo de Ofqui, considerándolo como una obra estratégica de gran importancia. Esta iniciativa precisaba la extracción de alrededor de 336.000 metros cúbicos de tierra para habilitar un canal de dos kilómetros de largo. En 5 años se logró remover, con medios muy rudimentarios, la mitad del volumen. Para continuar los trabajos se requería disponer de una gran pala mecánica que permitiera economizar el esfuerzo humano, afectado ocasionalmente por las características condiciones meteorológicas de Aysén. La referida pala mecánica fue importada desde Alemania pero, no alcanzó a llegar a su destino dado a que, por estar mal trincada en la cubierta del barco mercante que la transportaba, cayó al mar y se hundió en uno de los canales. Esto a su vez significó la paralización de los trabajos. La Dirección de Obras Portuarias de la época estimó que el costo de la obra podría alcanzar los 40 millones de dólares, suma considerada muy alta en aquel entonces." (http://www.centroestudios.cl/articulos/aperturaitsmoofqui.htm ) Como muchas cosas, este proyecto quedó trunco y no queda más que un leve rasguño en la tierra, que como ser vivo, ha ido cicatrizando la herida

Torres del Paine en los años 20

Mi abuelo Luis Abalos Cruz tomó estas fotografías en un viaje que hizo a las Torres del Paine a principios de los años 20. En ese entonces él era Gerente del antiguo Banco Yugoslavo, en Punta Arenas.

viernes, noviembre 10, 2006

Luis Carrera Smith y el Tunel Las Raíces (actualizado Julio 2011)



Plano de la Licitación del Tunel Las Raíces

He aquí el plano del trazado del Tunes Las Raíces, antiguo túnel ferroviario de 4.528 mt. de largo y 4.70 mt. de ancho, que atraviesa la Cordillera de Las Raíces. Comenzó su construcción en 1930 para unir los Océanos Pacífico y Atlántico, desde Lebu en la Región del Biobío en Chile hasta Bahía Blanca en la República Argentina, trayecto que nunca fue terminado. Comenzó a operar en 1939.

Luis Carrera Smith, bisnieto de José Miguel Carrera y padre de la ex-senadora María Elena Carrera estuvo a cargo de las obras.
Los primeros documentos consultados que hacen mención a las obras del Túnel datan de 1899, en relación a la necesidad de ferrocarriles trasandinos, en los que el boquete de Curacautín, Lonquimay se presentan como posibilidades marginales. Ya hacia 1909, considerando la política del gobierno de ocupación de espacio limítrofes con el fin de marcar la soberanía se hace mención a trabajos con relación al ferrocarril Púa Curacautín, futuro Ramal Púa Lonquimay.

Hacia 1920 se obtuvieron los fondos para poder continuar los estudios de trazado que se concretarían entre enero y marzo de 1923, y que dieron por resultado 140 kilómetros de trazado. 152 kilómetros de longitud tendrá finalmente el ferrocarril, desde Curacautín a Mallín chileno. Los doce kilómetros restantes a la cordillera de las Raíces, se estudiaron en terreno a comienzos de 1922, realizándose los planos de dicha sección.

Las Memorias del Ministerio de Industria y Obras Públicas de 1929 dan cuentan de la propuesta aceptada de Lavenas y Poli S.A. para la ejecución de la obra de Construcción del Túnel De Las Raíces, se indica que ello sucede con fecha 17 de octubre de 1929 por parte de la Dirección General de Obras Públicas. Se plantean como plazo para las obras 36 meses a contar del 31 de octubre de 1929.
Las faenas se inician en el mes de noviembre de 1929, con la etapa de adquisición de los elementos necesarios para el trabajo y el mejoramiento del camino público entre Curacautín y Lonquimay, debiendo además construirse un camino particular que une el camino público y Boca norte y otro entre el camino público que conduce a Lonquimay y Boca Sur.

Para la época estos caminos nuevos eran los únicos en mejor estado pues los caminos públicos gran parte del año eran intransitables para vehículos motorizados fruto de la excesiva lluvia y nieve, y la dificultad de encontrar material adecuado para su conservación.

Se estimó en el plan de trabajo los meses de noviembre y diciembre de 1929 para asegurar las comunicaciones, caminos y teléfonos. En los 2 primeros meses del año estarían levantados parte de los campamentos y se iniciaría la instalación de la maquinaria. Seis meses después de firmado el contrato se estaría en condiciones de iniciar de lleno las perforaciones avanzando 5 metros diarios por cada lado.

Su construcción, fue un trabajo muy complicado considerando las dificultades que imponía la naturaleza al trabajo de trazado y al trazado mismo. Ondulaciones, quebradas, ríos y la propia Cordillera de las Raíces ponían a trabajar intensamente a los ingenieros en sus visitas a terreno. En el corte de acceso Boca Norte la capa de terreno de aluvión obligó a correr hacia el interior la Boca, para dejarla toda en terreno firme.

Se emplearía el procedimiento llamado austriaco para las perforaciones. Las galerías contarían con un sistema de enmaderaciones de tipo americano, empleándose maderas de coigüe, raulí y roble, elaboradas en aserraderos instalados en las cercanías del Boca Túnel. Por las herramientas que se contaban: perforadoras, martillos Jackhamen, compresores, ventiladores, chancadora, hormigonera, luz del campamento y otras, se necesitaba una fuerza motriz importante para ello se instalaron dos plantas hidroeléctricas que aprovecharon la energía producida por el Río Agrio en Boca Norte y el Río Blanco por Boca Sur. Con herramientas y energía apropiada para las necesidades se desarrolló la magna tarea de construcción.

Uno de los aspectos que más llaman la atención es la capacidad de la época para labrar el interior de la cordillera y extraer tal cantidad de material. Para ello se instaló una línea Decauville para el transporte de los desmontes con 125 carros especiales con tolvas bajas, otros con palancas para facilitar las maniobras y unos 50 de plataforma solamente. Estos convoyes eran arrastrados por locomotoras eléctricas de 6 toneladas de peso.

Los obreros están distribuidos en grupos que trabajan por turnos de 8 horas en diferentes funciones, entre ellos se encuentran los perforistas, enmaderadores, personal del tren, herramienteros, etc.Los trabajos más pesados recaían en los Paleros también llamados Marineros que debían cargar los carros para extraer el material de desmonte. Considerando lo dificultoso de este trabajo la jornada laboral era de 6 horas diarias.


EL DERRUMBE DEL TÚNEL LAS RAÍCES

El accidente se produjo a las 11 de la mañana del 17 de mayo de 1932, en momentos en que transita el tren con 15 carros de material de desmontes. En ese momento el palanquero Segundo Parra se da cuenta que una cantidad de agua y barro comienza rápidamente a tapar el tren y escurrirse hacia delante. El avance estaba a 1.111 metros de la Boca Norte. 42 obreros quedaron atrapados durante 4 días.
El personal directivo integrado por los señores Zanghellini, Pinilla, Carrera y el contratista Sr. Alejandro Sorensen elabora una estrategia de trabajo para llevar adelante el salvataje. Gran cantidad de trabajadores voluntarios participaron de las faenas. La comunidad expresando su solidaridad concurre a la zona, entre ellos los Bomberos de Curacautín que enviaron una bomba para colaborar en el rescate.


Señores Sorensen, Quiroz y Zhangellini

A las 12 de la noche del 20 de mayo el agua que escurría disminuyó. Aunque aún había una gran cantidad de barro que impedía el ensanche. Se trabajó por varias horas más para lograr rebajar el nivel del líquido por debajo de los marcos.

A las 2:30 Hrs. aproximadamente se informó que se había logrado establecer comunicación con los obreros encerrados y que todos estaban vivos. Inmediatamente se trasladaron al interior del túnel y se encontraron con los primeros rescatados, algunos de ellos caminando bajo sus propios medios. La mayor parte apoyados por sus compañeros seguían viaje al exterior en los carros Decauville. Solo a cuatro o cinco de ellos fue necesario trasladarlos en camilla. El teatro del poblado de Boca Norte se había preparado para la atención de los accidentados. La mayoría se retiró con sus familias. Solo unos 6 obreros prefirieron dormir allí. La empresa organizó un festejo para celebrar el feliz final de este episodio, en el cual la acción mancomunada logró el éxito esperado.

Obreros que participaron en el salvataje


DON PABLO MELO MELO


Me emociona pensar que con este relato contribuyo con un grano de arena a recordar a nuestros abuelos y antepasados que participaron en una de las mayores obras de ingeniería de la epoca en America Latina y cuya finalidad última nunca se cumplió, ya que no se termino la vía ferrea que iba a conectar ambos océanos.

Pero en realidad esto no es lo importante. Lo importante es el cariñoso recuerdo de nuestros antepasados.  Imaginarlos en sus tareas cotidianas; avanzando despacito, cavando las entrañas del monte; sintiendo con ellos el frio, la humedad y oscuridad del tunel junto al ruido de las maquinas y el esfuerzo humano; mirando con ellos los cerros coronados de araucarias y nieve; sintiendo con ellos el aroma de los leños crepitando en las cocinas, el suave calor de los hogares y el abrazo de los queridos al volver en la noche, acabada la faena.Somos tantos los que pasamos la vida en nuestros trabajos de los que con los años no queda nada.  Las empresas van desapareciendo sin pena ni gloria y con los años solo van quedando los recuerdos de los antiguos compañeros de trabajo, que de cuando en vez se juntan para rememorar.   Ya nada queda del contratista que hizo esta obra.  Probablemente ya no queda ninguno de los que trabajaron allí.  Pero si queda el legado tremendo de un larguísimo tunel que, de alguna forma misteriosa, conecta nuestros corazones.

Paso ahora a transcribir un lindo recuerdo de don Pablo, que me mandó su nieta, Marly Beltran, desde Neuquen, del otro lado de la cordillera.  Ella vivió en Malalcahuello cuando muy niña y recuerda haber entrado al túnel caminando con él y el relato de su abuelo sobre el derrumbe.


Don Pablo Melo

"Mi abuelo Pablo Melo Melo nacío en Rariruca el 2 de Abril de 1906. Empezó a trabajar a los 19 años.  Mientras trabajó en el túnel Las Raíces, vivió en Manzanar, Sierra Nevada y Malalcahuello, según cuentan mis tíos.

Después que se terminó el túnel, el siguió trabajando en la reparación de los cimientos y vías durante 25 años, en donde se jubiló como ferroviario. Su familia la formó en Boca Norte. Fue padre de diez hijos, a los cuales crió con mucho esfuerzo.

Murió a los 87 años, el 8 de agosto de 1993 en Santiago de Chile.

El recordaba esa época con mucho orgullo. Decía que ese túnel se hizo con mucho esfuerzo y dedicación. Que tenían que trabajar de día y noche soportando fríos y humedad. Su trabajo consistía en llenar los carros con las piedras que sacaban con palas y picotas. 

Mi abuelo me contó de un derrumbe causado por las explosiones que usaban para agujerear el cerro. En ese derrumbe él se quebro un brazo.

El túnel en esos años tenía mucha filtración por el techo y costados.  Cuando pasaba el tren, el agua se deslizaba por los vidrios de los carros y se podía sentir el frio que emanaba del túnel. 

A cada tantos metros había (y hay) unas pequeñas cavidades en que entra un hombre, porque, cuando reparaban el túnel, tenían que protejerse del tren.  Casi a la mitad del túnel hay un espacio mas grande, que lo usaban como depósito para guardar las herramientas. Le digo esto, porque yo entré a ese túnel con el caminando.

Era un hombre muy trabajador, es una de las cosas que me hace sentir muy orgullosa de él. Tiene y tendrá un lugar muy grande en mi corazón por ser quien fue."


Fuentes: Fernando Koch Suazo http://www.atinachile.cl/node/10857
              Marly Beltran Melo  gume.tintito@hotmail.com

Fotos: Archivo Maria Elena Carrera

































Si comentas, deja tu e-mail para responder

Archivo del Blog

Immobilier
Saint-Malo
Ille-et-Vilaine
Zilek : Immobilier Saint-Malo